Gian Marco: “Yo no quiero ser Enrique Iglesias”

Gian Marco: “Yo no quiero ser Enrique Iglesias”

noticias5

Sentado en el lobby de un hotel céntrico, mientras cambia las cuerdas de su guitarra, a punto de cumplir los 46, el cantautor peruano Gian Marco vive su debut porteño -hoy, a las 21- en una tensa calma. “Claro que tengo miedo, ¡es el Rex!”, confiesa con una sonrisa nerviosa a Clarín. “Cuando el productor me propuso hacer el Rex le dije: ´Tú estás loco, en Argentina no me conoce ni mi vieja.’ Mis temas no suenan en la radio, tengo 14 discos, he tocado en muchos lugares y siento que tengo mi nicho pero… ‘dejame hacer La Trastienda primero´, le dije. Y de repente me di cuenta que el concierto está a punto de ser sold out”, resume.

La relación de Gian Marco Javier Zignago con nuestro país viene de niño, cuando vivió con sus padres en Acassuso, desde los dos a los catorce años. De esos días, recuerda con emoción el día que su madre, Regina Alcóver, le compró su primera guitarra en Tigre y su paso por Feliz Domingo (Canal 9, 1970), donde cantó al lado de Orlando Marconi.

“En ese entonces, mi madre me hizo prometerle que cuando hiciera mi primer concierto aquí la llamaría, así que viajó para ver el show. Le cumplí la promesa”, dice, mientras saluda a Nicole, la mayor de sus tres hijas, que también lo acompaña en la gira. Pero su vínculo con estos pagos se estrechó aún más a medida que fue cultivando su amistad con Soledad Pastorutti y Diego Torres, a quienes les escribió canciones y produjo discos.

“Diego es como mi hermano, a la Sole le produje Vivir es hoy, y le escribí la mitad de las canciones. Luego, me invitó a cantar el año pasado en el Opera. Ahí me di cuenta que acá había un público”, afirma. Además, compuso temas para Gloria Estefan, Marc Anthony, Alejandro Fernández y Paulina Rubio, entre otros.

“A mi el mainstream no me quita el sueño, yo no quiero estar en el top ten de la radio, es una presión muy fuerte. Prefiero quedarme en el nicho, con el público genuino, que crece contigo. Esos que se acercan si les gustas o se alejan si el último disco no les gustó. Mi sed de éxito es sana, yo no quiero ser Enrique Iglesias; sea bueno o malo esa no es mi intención”, sigue. Y proyecta: “Hacer el Luna Park me encantaría y otro sueño sería realizar un acústico en La Trastienda. No hay nada más hermoso que poder tocar en vivo”.

Y en esa dirección apunta entonces Gian Marco: “Mi mejor carta de presentación es mi show. Si después no te gustó, todo bien. Pero lo que me interesa es que la gente me descubra; no que me conozca. Que me pregunten quién soy me encanta”.